La anemia es una enfermedad del corazón y los vasos sanguíneos que se diagnostica por un bajo número de glóbulos rojos en un animal. Puede afectar a muchos tipos de peces, así que ten cuidado con tu mascota y llévala al veterinario si sospechas anemia.

Síntomas y tipos

El síntoma más común, que también es bastante notable, es que las branquias del pez están anormalmente pálidas.

Causas

Los peces pueden volverse anémicos por muchas razones; entre ellos:

  • Infecciones bacterianas, fúngicas, virales y parasitarias
  • Deficiencia de ácido fólico (especialmente visto en el bagre de canal)
  • Exposición a altos niveles de nitrito, que se encuentran en el agua, durante un período prolongado de tiempo
  • Invasión de parásitos chupadores de sangre (es decir, sanguijuelas)

La sangre drenada por las sanguijuelas provoca anemia en los peces. También pueden introducir otros parásitos en el torrente sanguíneo de los peces. Por lo general, los acuarios y estanques de peces son atacados por sanguijuelas porque hay una planta o un animal infectado en el medio ambiente.

Tratamiento

La anemia no es muy común en los peces. Sin embargo, cuando esto ocurre, el veterinario intentará tratar la causa de la afección. Por ejemplo, aumentar la cantidad de ácido fólico en la dieta de los peces puede solucionar la anemia por deficiencia de esta sustancia. A su vez, la anemia causada por la infección y la infestación parasitaria se trata con medicamentos para la infección, seguido de una limpieza a fondo del entorno de los peces (es decir, acuario, estanque). Si es necesario, los peces infectados pueden ser puestos en cuarentena hasta que desaparezcan todos los rastros de las sanguijuelas, sus larvas y huevos. El agua también debe analizarse regularmente para mantener los niveles normales de nitrito.

Le puede interesar:  Infección por gusano ancla en peces